miércoles, 26 de octubre de 2016

h

Para ti

Suma emperatriz de los poetas
que ocupan tu espacio. Ese reino retorcido
donde son proscritas las palabras como orífice,
caléndulas, malvasía y se aman el canto vulgar
de los traidores y la obra original de los cuentistas
ostentan el plano principal del frontispicio.
Suma, o resta, emperatriz de los sumisos,
sé que te sublima la oblusión de los pies
por tus secuaces, que ello te crece la soberbia,
te brota la risa del que gana la batalla,
la razón del esclavista sin razones y así tienes tu trono
sin gritos ni aquelarres, sin nadie que masculle
una disidencia o reniegue de un triste hemistiquio
que te ofenda. Bruja, ya no me sirven tus cuentos chinescos
ni tu piel de erizo y no obstante te sigo recordando con cariño.

.
Publicar un comentario