martes, 18 de octubre de 2016

e

Martes

Prosiguen los días tercamente plácidos,
el sol se olvida del otoño y es la mar 
trasunto de un estanque plagado de quietudes.
Las horas sin traumas en su discurso
transcurren con la levedad de un agosto
limpios sus minutos de pirosis. Prosigue
octubre, en este martes, repleto de nostalgias,
de anemia en los jardines, de un aroma a caléndula
que revive pese a todo y de un pulso
que me lleva hasta tu nombre.

.
Publicar un comentario