sábado, 15 de octubre de 2016

b

Suceso

Mientras tú te deshaces entre el miedo a la noche
y el olor nauseabundo de la pólvora y todo el terror
que los hombres son capaces de crear
se concentran en tus párpados, aquí,
en esta paramera de las calmas, el almendro
de deshoja tiernamente sobre el cesped.

.
Publicar un comentario