martes, 11 de octubre de 2016

11.10.03

3.

La tierra se desgarra bajo tus pies de ruinas
y se derruye el mundo que cubre tu cabeza.
El último suspiro que exhala tus pulmones
se obseca en ser polvo monstruoso.
Ya no queda sangre para cubrir la esperanza,
se escapa a borbotones entre tus gritos,
los gritos silenciosos que gimen los cadáveres.

Tus ojos atrapados entre el llanto y el asombro
se expande por mi mundo como una llaga abierta,
tus manos cargadas de abandono me reclaman
el gramo de  ternura que me sobra, pero yo estoy lejos
de todos tus escombros y aquí me llega octubre
con gélidas tristezas.

.
Publicar un comentario