jueves, 8 de septiembre de 2016

Septiembre 5.3

Quejumbre I

Regresan a mi mundo los infiernos,
los pequeños infiernos cotidianos,
que apenas queman nada sino el pulso,
este pulso de ritmo melancólico,
de brotes hipotensos en el Levante
de la  vida impregnada de rutinas.
Regresan los pequeños desvaríos,
las locuras que acechaban tras las tapias
me vigilan como orcos al acecho
y yo las doy por bien, por bien las doy 
ya
estoy 
cansado.

.
Publicar un comentario