sábado, 24 de septiembre de 2016

Septiembre 24.1

Disgresión 1

Salir a la calle cuando la luz empieza
a destellar sus brillos, cuando el rocío oscuro
de las primeras horas se vuelve radiante,
cuando reviven las casas y el café caliente
se expande sin límites. Salir a la calle
y respirar despacio el aire diurno
nacido en la noche y oír los ladridos
que exhalan los perros para afrontar el día.
Salir a la calle por ver si te hallo
entre tus mundos ficticios y mis dudas de piedra.

.
Publicar un comentario