sábado, 10 de septiembre de 2016

Septiembre 10.1

Opinión

Mira sus ojos como dos mares agotados
repletos de angustias. Mira sus ojos
exhaustos de pedir limosnas,
cualquier  vez, en esta 
o en otras existencias,
erguirán una espada de justicia
y nos dejarán  sin palabras.

.
Publicar un comentario