martes, 30 de agosto de 2016

30 agosto 4

IV

Desde el rugido de la mar en el rompiente
hasta esta soledad de mis parajes
no hay nada o un crujir de hojas
o un latir del viento o un rumor del aire
con tu nombre en su garganta.

.
Publicar un comentario