lunes, 1 de agosto de 2016

1 Agosto 1

Virtualidad 1

Que todo el silencio que aquí se cuaja
alguna vez
se expanda a mis noches
y que no oiga
ni la voz de la conciencia
ni al ángel de cristal
que se aparece
cuando sueño contigo y que el roce
de las ramas y el aire procree
reflejos de Luna, rumores de seda
como corales de niños musitando
sus miedos a las sombras.

Que el absoluto silencio que agosto expele
en estos espacios, alguna vez
me habite los tímpanos
y no te oiga
y no te palpe y no te sienta 

o sosíegame los huesos, la piel y la carne
hasta sanarme todo.

.
Publicar un comentario