sábado, 30 de julio de 2016

XXVII

Esquizo 27

Y a ti, mi amor, a ti 
que guardas la distancia
como un bien preciado,
como la ley que cumplen
los proscritos
que lamieron tus huellas.
A ti, amor, a ti
que vas por las ciudades
malditas, por los templos más sacros,
por las rutas más sórdidas
con tu aire de diosa
fabricándote súbditos. A ti, mi amor,
que te apareces siempre 
rebosante de risas, creadora de letras,
danzarina de versos, a ti,
siempre a ti
te tengo...


y no te tengo.

.

Publicar un comentario