sábado, 30 de julio de 2016

XXIV

Esquizo 24

Tras el Sol del horizonte
se escuchan los chaquidos del ocaso
con la tibia desazón de sus sangrazas
llenando de coágulos los cielos.
De nuevo el celeste se hace un túmulo
cargado de salitres y de enigmas
tan sólo los pasos de la noche
disuelve entre las sombras
el bello sacrificio del crepúsculo.

.
Publicar un comentario