sábado, 30 de julio de 2016

XXIII

Esquizo 23

Quedan lejanas aquellas horas
tendidos al Levante de agosto.
Rugían los rincones con estrépito
de buques que encallaban en la siesta
de los pisos del barrio.
El mundo rehuía cualquier ímpetu
de esos niños traviesos en la solana
haciendo malabares en la azotea
y los niños jugando como niños
jugaban a volar como los pájaros
con el viento feroz en sus plumajes.

,
Publicar un comentario