viernes, 10 de octubre de 2014

z

No soy el templo principal de la tristeza
ni el hábitat en que mejor prospera la melancolía,
no,
no soy yo
es
este
otro,
este
siempre
insatisfecho con los verbos
con el ser, con el ser
y sus secuaces.

.
Publicar un comentario