lunes, 20 de octubre de 2014

XXXIII

Viene terrible 
el soplo del Levante
sobre mis jazmines de otoño, 
ese dolor de grises cuajado entre sus ramas,
esta sibilante agonía sobre sus flores enfermas,
van mostrando 
la eterna profecía
que siempre se nos cumple.

.
Publicar un comentario