sábado, 18 de octubre de 2014

XXX

Cuando vengas aquí, Lucre, te prometo pétalos de luz recién nacidos para tus irises, un campo de floridas geometrías amapolas y para que no te pierdas una rosa de los vientos, pajaritos que dominen mil idiomas completamente libres y un racimo de caricias para desplegar en tus muslos todos sus orgasmos. ¿O es que no me crees?

.
Publicar un comentario