sábado, 18 de octubre de 2014

XXVII

Busco desde siempre
la pasión de la palabra
y hallo solo
facturas por ser yo, desahucios de los besos,
discursos para idos y no
tu carne desvalida entre mis dedos
hasta hacerte feliz
ni el pájaro que ofusca mis insomnios
con su trino de vida. No hallo
en la palabra sino hambruna
y osamenta, luto, mortandad
como si fuese éste
su único objetivo:
suicidarme.

.
Publicar un comentario