sábado, 18 de octubre de 2014

XXIX

Tengo palabras, sonidos, rumores de la mar
en el rompiente, cadencias del  jazmín, siseos
de la luz bajo los árboles
que vivo cada día en su rutina y hay maullidos de la noche
en mis insomnios, silencios en los cantos
de mi bosque, ausencias que se clavan en los ventrículos
y esta inquietud que los adioses
se encarga de gritar en mi diario.

.
Publicar un comentario