martes, 14 de octubre de 2014

XIII



No es el momento de cambiar las palabras
por el fulgor del silencio. Entrégate a dejar
el sonido de tu tinta en los papeles, es decir,
aunque nadie lo sepa, aunque nadie lo escuche,
aunque nadie nos lea, quédate para la Historia 
y escribe cuanto menos:
"He estado aquí durante unos segundos"
y sea después
que el vendaval de los tiempos
y el universo todo nos olviden.

.
Publicar un comentario