martes, 14 de octubre de 2014

XII



Llega de entre las ramas
el silbido del aire
que cruza la noche.
Nada intuye del frío
que proclama su canto,
nada de la soledad 
que en su plumaje trae,
nada de la lividez
que sobre las flores deja.

.
Publicar un comentario