viernes, 10 de octubre de 2014

w

Porque tú sabes que se me incendian los días
hasta hacerme de osarios los suspiros y que los pájaros
que adornaban mi paisaje se exilian voluntarios
al invierno de mi tremenda tristeza; porque sabes
que el hielo se me quema en la mirada
con un gris profano y vacuo como un terrible crimen
que me doliera por siempre; porque lo sabes, porque
sé que tú lo sabes,
te escribo solo a ti estas palabras.

.
Publicar un comentario