martes, 14 de octubre de 2014

VIII

Recuerdo aquella casa más que nunca,
más que siempre, los gritos de los niños
jugando con sus trenes, mis hermanas
con sus cosas y el retrato señorial
de los abuelos
mirándonos atentos desde dónde...

.
Publicar un comentario