miércoles, 8 de octubre de 2014

u

He vivido noches interminables
bajo un helor de buenamuerte hasta los huesos
y en las umbrosas horas de los solos
he libado los dulzores de tu boca
y rasgado tu espalda con mi lengua
y aún no soy feliz
con esta suerte.

.
Publicar un comentario