viernes, 3 de octubre de 2014

g

Busco 
la etérea frigidez de la mortaja 
y hallo 
la densa finitud de los ensueños.
Jamás 
tengo a la muerte 
tan vigilante
como en ese instante posterior 
a mis insomnios.

.

Publicar un comentario