viernes, 26 de septiembre de 2014

84

Al final de esta mañana
contabilice las sílabas, 
proscriba los pleonasmos,
el oxímoron más necio 
[y también los otros], las girándulas,
las rimas más sonantes,
las anáforas, los sinécdoques, las antítesis,
los párrafos hiperbólicos 
plagados de insustancias
[y también los otros], las libélulas,
el estruendo del rompiente,
el trino de los pájaros [más los chamarices],
los buitres de la noche y las fieras de mis sueños.

Recuente, por favor, todos mis cadáveres,
anótelos minucioso en la agenda
y tire todos los papeles
a la basura.

.
Publicar un comentario