martes, 23 de septiembre de 2014

70

Cae la lluvia sobre mi bosque sediento
y huele a tierra, a verdadera tierra, a marchitas
flores de jazmín en los rincones, a grises
florecidos en las miradas y al alegre 
tintineo de la fuente en la plazuela.

.
Publicar un comentario