jueves, 18 de septiembre de 2014

54

Si la democracia es votar
sobre todas las cosas,
sean las que sean,
por qué no habríamos de elegir
democráticamente
el deportar a los infieles,
el desterrar a los traidores,
el proscribir  los estatutos
que defienden tus derechos
o el invadir Polonia
por mayoría simple.
Por qué la democracia
resulta siempre
un arma que esgrimir
contra nosotros.

.

Publicar un comentario