jueves, 18 de septiembre de 2014

52

Y por vivir allí
has de pregonar lo que allí se pregona,
para que no te señalen, para que no
te proscriban. Yo te entiendo 
pero entiéndeme tú a mí,
pues si de violentar alguna Ley
se tratara este espectáculo 
también yo
sé cuántas y sé cómo, 
incluso dónde.

.
Publicar un comentario