martes, 16 de septiembre de 2014

44

Espero que 
cuando se nos oxiden las venas
sean las mías
o
de los nuestros.

.
Publicar un comentario