martes, 16 de septiembre de 2014

41

Vienen los fríos pausados de Poniente
para dejar las hojas rendidas en los rincones,
para que tiriten  los pétalos lumínicos del aire,
para arrasar los frutos,
para que los pájaros callen
sus trinos y enmudezcan
los pobres corazones a la alegría.

.
Publicar un comentario