sábado, 13 de septiembre de 2014

40

Y mañana sábado rebrotarán los hibiscos
con sus flores de sangre, tumultuosas y bellas
como milagros de fuego, y mañana sábado
renacerán los jazmines con su aroma a verano
de azules y de oros y las damasdenoche
con la ebriedad de sus pétalos
embriagando el crepúsculo
me detendrá el tiempo
hasta que me lleguen los sueños que nunca
me llegan.

.
Publicar un comentario