sábado, 13 de septiembre de 2014

33

Sabe la oscuridad de estas horas
a ebriedad de jazmines que por el aire
se expande, a naranjos floridos
en esta Luna llena que tan deprisa
se apaga. Sabe, esta noche callada,
a dos cuerpos sedientos
que  a gemidos se beben.

.
Publicar un comentario