sábado, 13 de septiembre de 2014

31

Vuelve la noche sobre la ciudad ajena
a las turbulencias lejanas de los bulliciosos pueblos
que ahora se suicidan. Crecen sobre las calles desérticas
de mi pueblo anodino las raíces grises
de un otoño temprano, las podredumbres eternas
y las amnesias cobardes con que convivimos todos.

.
Publicar un comentario