viernes, 12 de septiembre de 2014

30

En esta noche sola de Luna imponente
el viento se me acalla al borde de la puerta
y suenan en los cristales
de plata y transparencias, el eco
de tus pasos, el tono de  tu voz,
la sombra de tu sombra
perenne en mis pupilas.

.
Publicar un comentario