miércoles, 3 de septiembre de 2014

3






Sólo el mar me queda ahora
como el campo de batalla que dormita
tras las luchas
sólo el mar y sus rugidos
y sus recias tempestades
en la memoria
sólo el mar
y sus incendios [de jade y de amatistas]
en las tardes macilentas
de Septiembre.

.


Publicar un comentario