viernes, 12 de septiembre de 2014

21

Tú, en el día de hoy,
sigues ahí 
como si nada pasase,
como si el mundo entero
fuese una estatua
que se inmutase apenas
para extinguirse un poco
más hacia el abismo.
Tú sigues ahí, tan protocolariamente
que me pareces mentira

y acaso me lo seas.

.

Publicar un comentario