jueves, 11 de septiembre de 2014

20

Puede que tras el sopor de las piedras
o que tras el jolgorio de los mares
me vuelvan las palabras,
de momento y por hoy
me alejo de estos páramos
tan áridos y estériles
como un último
latido.

.


Publicar un comentario