jueves, 4 de agosto de 2011

Cuarenta principales 38

Por aquí, en esta noche de calma en los mares,
de plácidos paseos por la orilla dorada de las dunas;
por aquí, cuando todo es silencio y aromas
de jazmín y de salitres,
se me cae la cara de vergüenza
si os pienso.

.

4 comentarios:

estrella dijo...

Aligera tu carga un poco más para que puedas descansar y disfrutar de lo que tienes.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Comparto tu vergüenza, amigo mío. Si de algo te sirve, al menos tú haces algo, otros no lo hacemos.
Un abrazo.

Jota dijo...

Yo, amiga mía, imagino el dolor que puede causar el ver cara a cara y no desde tanta distancia, el sufrimiento de esos niños famélicos, el de las madres que nada pueden hacer por sus hijos, el de todo un pueblo que se ve abandonado incluso por los suyos. ¿Cómo deshacernos de esa carga?

Gracias, Estrella, eres un lujo.

Jota dijo...

Hola, Julio, esto que yo hago vale casi nada, compañero y si algo vale me vale a mí, casi egoístamente, lanzo mis improperios para sentirme un poco más liberado, aunque no lo consiga.

Un abrazo y mi agradecimiento, amigo.